Archive for agosto, 2005

Google Maps y Google Earth

Debido a algunos individuos como cvander, he desarrollado una especie de manía de andar navegando de más por Internet. Bueno está por andar shuteando tanto en el blog del susodicho; este cuate pone tantos enlaces, links, referencias y demás, que cuando siento ya perdí como una hora abriendo la boca en la red.

No se qué tan beneficioso sea esto en términos de productividad laboral, y la verdad no es como que me interese mucho el tema en estos momentos. La cosa es que en una de mis constantes escapadas virtuales de los quehaceres cotidianos, encontré un par de artilugios maravillosos que dos meses después, me siguen asombrando: Google Maps y Google Earth.

Para quienes no saben de qué chingados estoy hablando, o para la mara que piensa que Internet solamente sirve para hablar por MSN y bajar música (que son la mayoría), Google Maps es un poderoso servicio de mapeo global, que utiliza fotografías de satélite de alta resolución, y cuyo fin principal es poder localizar un lugar (comercios, monumentos, etc.) por medio de direcciones. Esto último únicamente está disponible en Estados Unidos, Canadá y algunas otras grandes ciudades del mundo, mayormente de Europa.

Obviamente lo primero que hice el día que descubrí el coso este, como buen chapín, fue maldecir a Sergey Brin y Larry Page cuando me di cuenta que las fotos de satélite del País de la Eterna Primavera tenían una resolución tan chafa, que sitios como el Campo Marte o el Estadio Mateo Flores eran simples manchitas verdes en la superficie. Y más aún, cuando en ciudades como Chicago se llegan a distinguir hasta los carros. Digo yo, hasta en eso no la hace Guate pero en fin… por lo demás, este juguetito online es una maravilla.

Y aún no terminaba de babear con la charada esta, cuando me vengo a encontrar con el mentado Google Earth. Por si no fuera suficiente tenernos desvelados buscando y buscando con el G-Maps lugares en los que nunca en nuestras vidas vamos a poner un pie, ahora nos dan la opción de inclinar y rotar la camarita para poder ver exactamente lo mismo, sólo que en 3D! Esto sí es un exceso, señoras y señores.

Está la versión gratuita del G-Earth, la cual podés descargar aquí. Existen también las versiones de pago, las cuales ofrecen opciones adicionales como mejor resolución en las imágenes y herramientas útiles para gente que trabaja en este rollo, y cuyos costos varían entre los $20 y los $400 dólares anuales. Igual, para nosotros los civiles comunes y corrientes, creo que la versión gratuita basta y sobra.

Y para algunos que a estas alturas aún desconfían de la capacidad y alcance de esos aparatitos llamados satélites, aquí les dejo unas cuantas imágenes que yo mismo recolecté trasteando el G-Earth. Aunque viéndole el lado turbio al asunto, como que sí asusta un cacho que nos tengan tan vigilados. Siempre aguas.

1. Como no podía ser de otra manera, la primera escala en el tour de bienvenida que nos da este impresionante programa, es el Centro de Operaciones de GOOGLE, localizado en California. VER

2. El Cañón de Colorado. Dando click en donde dice “Colorado River View”, la cámara se interna en este rocoso panorama. VER

3. Aquí tenemos la ciudad de Chicago, Illinois. Activando la opción “Buildings” en la parte inferior de la pantalla, podemos ver los principales edificios en relieve. VER

4. París, “La Ciudad de la Luz”, y La Torre Eiffel. VER

5. La Basílica de San Pedro, en Ciudad del Vaticano. Para los funerales de Su Santidad el Papa Juan Pablo II, todas esas calles estaban atiborradas de fieles. VER

6. Vista aérea de las Pirámides de Egipto, al norte de África. VER

7. Buenos Aires desde las alturas. El estadio que ven ahí es La Bombonera, casa del Club Boca Juniors. VER

8. El Ángel de la Independencia, en Ciudad de México, México D.F. Nótese la tenue nube de smog sobre la capital azteca. VER

9. El Puente Golden Gate, en San Francisco, California. VER

10. Bella vista del Estadio Santiago Bernabéu, en la capital de España, Madrid. VER

11. Y antes de que los aficionados azulgranas empiecen a alegar, aquí está la respectiva de Barcelona, y por supuesto, el Estadio Camp Nou. VER

12. Imagen aérea de la Ciudad de Guatemala. Podemos distinguir entre otras cosas, el Aeropuerto La Aurora y el Campo Marte. VER

13. Vista de Norte a Sur de nuestro país. En primer plano están Villa Nueva, Petapa y el Lago de Amatitán, y a la derecha, el Volcán de Agua. VER

14. Ahora en el ángulo opuesto, vemos al fondo el Volcán de Agua y en primer plano, el Volcán de Pacaya. VER

15. Otra vista de la Ciudad Capital y sus municipios aledaños. VER

16. Y por supuesto, no podía faltar el bello Lago de Atitlán. VER

17. Fotografía de satélite de la Costa Sur; claramente podemos ver las plataformas de Likín, en el departamento de Escuintla. VER

18. Rocosa región hondureña altamente accidentada. Erosión debida probablemente a las lluvias. VER

Continue Reading agosto 22, 2005 at 8:58 am 13 comentarios

De infarto

No se me ocurre otra palabra que describa mejor el final del partido de ayer. Aún 10 minutos después de finalizado, yo no lo podía creer. Creo que nunca había pasado sudando frío todo el segundo tiempo de un juego de la Sele. Qué bueno que mi abuela se duerme temprano y no le gusta el fut, porque si mira lo que sucedió en el estadio Mateo Flores, se nos muere la doñita.

Sinceramente, lo que vino a hacer Panamá no es digno de un terreno de juego, sino de la sala del teatro de la UP. Por lo visto, esas payasadas de tirarse al suelo a retorcerse cada vez que el viento los rozaba, solamente los árbitros guanacos se las creen. Mirá que echarse una corrida de 50 metros nada más para decirle al peludo del portero canalero que por favor se apure a jugar, sólo me demostró la buena condición física de don Rodolfo Sibrián. Pero todo eso es parte del fútbol y qué le vamos a hacer.

Para variar, a los 10 minutos de partido los aquellos ya se iban a los pijazos. Una caída al pelear un balón dividido entre Carlitos Figueroa y el portero Jaime Penedo, y en cuestión de segundos ya estaba media selección chapina preparándose a propinarle patadas a todo trasero que estuviera vestido de rojo. Hasta el Pin Plata, que nunca en mi vida lo he visto tirar un cachimbazo, estaba ahí metido. Y para cerrar con broche de oro el acto teatral, Figueroa se agarra el rostro de la nada y se tira al piso; de plano lo atacó la migraña. Como nadie le puso coco se paró tan rápidamente como se había caído; probablemente por no ser parte del elenco de actores panameños, su actuación resultó poco creíble. Por lo demás, tarjeta amarilla para Melgar, y por brincón no va a jugar contra Trinidad y Tobago. Sólo “Bruce Lee” faltó ahí.

Como es costumbre en el planteamiento de los partidos de la Sele, a temprana hora parece que es imperioso estar abajo en el marcador, y esta vez no fue la excepción. Luis Moreno envía un pase rasante desde la derecha, strike tirándole de Luis Tejada y en el segundo palo aparece Jorge Dely Valdez para cruzar a Miguel Klee y anotar el 1-0. Parecía que nos encaminábamos a nuestro noveno partido sin ganar, y a empezar a planificar el proceso rumbo a Sudáfrica 2010. Hay que pensar a futuro muchá.

Pero en el descanso de medio tiempo probablemente les cayó puteada por parte de algún patrocinador; es más, tengo la leve sospecha de que Telgua los amenazó con quitarles los celulares, con lo cual ya no iban a poder hablar con las novias, esposas y/o caseras. y por eso fue que (al fin) salieron a jugar con otra cara. Era lo mínimo que podían hacer por los 25,000 ilusos que los apoyaban en el estadio, y los millones más regados por el globo.

A los 60 llegó una jugada que sería clave en el encuentro. Julio Medina III “El Puchito”, como que llegó con complejo de guadañero al juego, y ya amonestado se fue a quebrar a Elmer Ponciano. Segunda amarilla y a las duchas chatío, aunque hagás berrinche. Si llegamos al Mundial, llevaré por siempre ese gesto tuyo en el corazón.

Al minuto 65, Luis Tejada se quedó solito ante el portero chapín, y cuando era más fácil meterla que sacarla, le pega horrible al balón y lo manda a un lado. Y como castigo divino o algo así, en la siguiente jugada el recién ingresado Freddy Thompson se combina con Chalito, éste levanta un centro desde la izquierda y Carlos Ruiz la manda a guardar al fondo de la red. Empatábamos a un gol, con 25 minutos por delante. Cualquier cosa podía pasar.

A continuación se vino la lluvia de pelotazos al arco canalero, cuyo portero a esas alturas ya podía considerarse Santo en Panamá. Incluso los de rojo tuvieron chance de sepultarnos al minuto 80, pero Roberto Brown la mandó desviada después de dejar hablando solo a Klee.

Y cuando ya todos nos preparábamos para llorar un nuevo fiasco, Angel Sanabria avanza por izquierda y retrasa para Mynor Dávila, quien mejor se quita para dejar patear al que viene atrás. Chalito Romero le pega con toda el alma y Penedo no puede hacer absolutamente nada. La locura, la explosión, el éxtasis. Ganamos 2-1, México le gana a los ticos 2-0 y los gringos hacen lo propio 1-0 con Trinidad. ¿Qué más podemos pedir? que extraditen a Alfonso Portillo… no, eso sí es mucho pedir.

Mientras empezamos a pensar cómo le vamos a hacer para ahorrar la plata necesaria para el viaje a Alemania, comidas, hospedaje y entradas a los partidos de nuestra selección, ahí les dejo el video del segundo gol. Como diría mi cuate el Milo, Full Pumpin.

CLICK AQUÍ PARA VER EL VIDEO

Continue Reading agosto 19, 2005 at 10:37 am 8 comentarios

Guate, Guate, Guate…

Hoy hace 1 año casi (mañana se cumple), estaba yo echadote en mi cuarto, con un sandwich y un agua, no con muchas ganas de prender la tele. Después de ver a “La Selección de Todos” casi hacer un papelón contra el equipo de Surinam, país en donde para jugar al fut usan canchas de cricket (o de béisbol, la verdad no me importa), ciertamente no le tenía mucha confianza a los nuestros.

El recuerdo de aquél Pescadito Ruiz llevándoselas de Bruce Lee y queriéndole romper la cara a cuanto canadiense se le atravesara durante aquel mal recordado incidente en Vancouver, lo cual le costó al chapín una sanción como de 15 años sin jugar a la pelota, no me daba muy buena espina que digamos. Ese miedo al bochorno internacional, a la tristeza colectiva, a la decepción no solo mía sino también de 12 millones de pelones igual de ilusos que yo, esa manada de compatriotas que al término de los partidos congestionaban las líneas telefónicas de los de “Pare de Sufrir”, era lo que me impedía apacharle al ON del control remoto. Bueno que era ver eso o “Mujer, casos de la vida real” en el 11 (no recuerdo por qué, pero ese día no tenía cable) así que al fin prendí la TV y puse el partido.

En lo personal, llevo siguiéndole la huella a la Sele desde 1996. Han sido casi 10 años de gritar, saltar y sufrir por esa manada de nefastos. 10 años de ver cómo los goleamos siempre a los caribeños, de cómo los gringos siempre nos ganan jugando a medio gas, de cómo por obra y gracia divina no nos habíamos topado con los mexicanos (hasta ahora) y de ver cómo tenemos de tatas a los ticos (todo esto desde la casa claro, porque los revendedores se quedan con todo el boletaje). De celebrar cuando le ganamos a equipos inferiores y de sufrir viendo cuando una avalancha de cerotes se llevó las vidas de 80 aficionados que se quedaron con las ganas de ver nuestra bandera ondeando en el Mundial de Francia.

Pero conforme fueron pasando los minutos de aquél partido Guatemala – Canadá de hace casi un año, todo ese pesimismo fue quedando atrás. El Pescadito repartiendo pijazos quedó atrás; los revendedores quedaron atrás, la paternidad de los ticos también. Las operadoras de “Pare de Sufrir” tuvieron chance de dejar por un momento el call center y prender la radio para saber la razón por la cual, durante 90 minutos, no hay teléfonos qué contestar. Dos goles de “Bruce Lee” y Guatemala se lleva 3 puntos de un lugar donde nunca antes lo había logrado. “Al fin (me dije a mí mismo), Guate parece como que juega a algo.”

Hoy, 364 días después, el panorama es otro. Ruiz ya no sale botando dientes en la tele en vivo y en directo desde Norteamérica, sino anunciando tarjetas de crédito de un banco local. Por fin tenemos un uniforme decente, que lo único que tiene de indecente es el precio. Pero lo único que no cambia en el ambiente, aparte por supuesto de la empedrada cara del Primitivo Maradiaga, es la incertidumbre y el temor a hacer otra vez el ridículo que reina otra vez en muchos de nosotros, y no es para menos. Tenemos enfrente a un rival al que acostumbrábamos vapulear de 5 goles para arriba, y que ahora viene de ser subcampeón en un torneo donde los nuestros siempre han pasado de noche.

Pero yo confío en que les ganamos. Seguro que sí. Confío en ver a nuestro goleador más con cara de recoger la pelota de adentro de las redes, que con cara de anuncio de tarjeta de crédito o peor aún, con cara de haberle botado un diente a Dely Valdez. Confío en que ganamos 2-0, goles de Plata y de Lee. Y ahí estaré yo gritando como iluso otra vez, Guate, Guate, Guate…

Continue Reading agosto 17, 2005 at 5:53 pm 12 comentarios

Mi nueva faceta como “Escritor”

A diferencia de lo que pregona un tal Josejoaking, el mejor blog del mundo es este. O lo será algún día digo yo. Al menos no va a ser el más aburrido; se van a reir con más de alguna pendejada que encontrarán por estos rumbos.

Desde hace mucho tiempo yo sentía tener una tendencia a escribir que estaba siendo desperdiciada (no digo talento porque suena demasiado elevado). Más que todo lo utilizaba para escribir cartas de protesta; ya ven que la situación en este país se presta para estar en desacuerdo con todo y con todos. Algunos recordarán aquel mega escrito titulado “MALATAZAS”, que en su oportunidad adornó la portada de ese engendro del diablo mal llamado GuateLife.com. Sinceramente, opino que nunca la palabra MALATAZAS fue mejor empleada que esa vez. Los disturbios que se dan en Venezuela cada vez que a Hugo Chávez se le ocurre alguna genialidad, o para no ir tan lejos, los bochinches que se arman acá cuando los autobuseros tratan por enésima vez subirle el precio al pasaje, son nenas jugando a los trastecitos comparados con el PANDEMONIUM en que se convirtió esa no tan bien recordada fiesta a principios de año. Bochinches protagonizados por un ejército de catorceañeros sedientos de Venado y armados nada más que con sus manitas. Pero acerca de ese tema escribiré en otra ocasión.

Por qué “Cevichón Pérez”? la verdad no me voy a poner ahí todo deep a querer tratar de explicar la razón por la que este blog se llama así. No me vayan a pasar las de un grupo musical nefasto por ahí, que insisten en que su nombre significa “Cambio Constante” en Física Fundamental y no se qué más necedades, pero cuando uno pone el nombre del grupo en Google, todos los resultados de búsqueda apuntan hacia asociaciones de gays y lesbianas. De una vez aclaro que no tengo nada en contra de las preferencias de la mara, el objetivo era solamente hacer ver la discrepancia de criterios entre el grupo musical y el buscador en internet más famoso del mundo; creo que no era necesaria la explicación, pero mejor la pongo por algunos hábiles que hay por ahí.

“Cevichón Pérez” me pareció un nombrecillo chingón y fácil de recordar. Aparte que no hay nada mejor para ver un partido de fut que un cevichón y una cervecita. Lo pisado es que si me ponía nombre de chela, al rato iba a tener que estar cantando jingles.

Bueno muchá, no me queda más que darles la bienvenida a este espacio. Son libres de comentar, saludar, madrear, enviar piropos o dejarme números de teléfono y/o e-mails (estas dos últimas opciones exclusivamente para chavas por favor; otros abstenerse). Pero eso sí, si se la van a pasar mentándose la madre, al menos háganlo con gracia. No sean ordinarios.

Continue Reading agosto 11, 2005 at 11:21 pm 17 comentarios


agosto 2005
D L M X J V S
    Sep »
 123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031  

Blog Stats

  • 116,252 hits

Feeds