Archive for agosto, 2006

Los mercenarios de la red

No voy a citar nombres, pero una infinidad de integrantes de la blogosfera dedican amplios espacios en sus respectivas bitácoras a adular a Google. Cada vez que en la empresa de Sergey Brin y Larry Page se tiran un pedo, es motivo de reverencia e incluso hasta casi una santificación hacia ellos por parte de decenas y decenas de bloggers que no tienen ningún mejor tema sobre el cual escribir. Confieso haber sido víctima una vez de este fenómeno, pero fue porque definitivamente, Google Maps y Google Earth me parecieron algo realmente genial.

Por lo demás, a estas alturas del partido aún no le han quitado el rotulito de “Versión Beta” al correo de Gmail, del cual sin embargo no tengo ninguna queja. No puedo decir lo mismo por ejemplo de Google Analytics, el cual desde el día de su lanzamiento imposibilitaba el registro a los interesados, aduciendo “saturación de solicitudes” lo cual se prolongó por varios meses y, para ser sincero, no sé ni me interesa saber si ya solucionaron eso. Pero el motivo de este post no tiene que ver con mapitas del planeta Tierra, correos electrónicos o las estadísticas que me indican que 10 pelones visitan este blog a diario. Hoy, para desgracia de tanto blogger, estoy maleado a muerte con “San” Google.

Resulta que hace unos meses, me llamó la atención el servicio de Google Adsense, el cual básicamente son anuncios publicitarios basados en el contenido de una página web. Esto quiere decir, apreciable lector, que si Ud. por ejemplo posee un website acerca de la Selección Nacional de fútbol de Guatemala e introduce el código Adsense en ella, pronto serán visibles a sus visitantes avisos acerca de balompié chapín, artículos deportivos, deporte amateur, perdedores, fracasos deportivos y demás. Usted me entiende.

Google le paga a Ud. por cada click que sus visitantes den en los mentados anuncios; el costo por click depende de factores como la cantidad de visitas totales que tiene la página, entre otras pendejadas que nunca logré comprender del todo. Cuando Ud. acumula $100, “San” Google le envía un cheque hasta la mismísima puerta de su casa.

Suena bonito, no? Los webmasters no me dejarán mentir cuando digo que la publicidad en internet no es precisamente una mina de oro. Tratar de venderle un banner animado en el Home de una página al fufurufo gerente de mercadeo y ventas de alguna empresa no menos fufurufa, puede tener un grado de dificultad equivalente al de extraditar a Alfonso Portillo. Por esta razón, me sedujo la idea de zampar estos anuncitos en mis websites con la (errónea) idea de que iba a ganar billete sin hacer nada. Craso error.

Tuve que esperar más de 6 meses para ver ingresos más o menos aceptables en mi cuenta de Adsense. 6 meses en los cuales habían días en los que me ganaba 3 míseros centavos de dólar. Me preguntaba con algo de desconfianza si estos ingresos estaban acordes a los grandes espacios que ocupaban los avisos de “San” Google en mis sitios. Pero el solo hecho de ver que en mi cuenta aparecían ya acumulados unos jugosos $90, me hacía desistir de dar de baja esta deshabrida publicidad.

Hasta que un día, ocurrió lo inimaginable. La emoción me embargaba al ver que mi cuenta alcanzaba los $96; 4 dólares más y por fin, después de tantos meses de colaborar más con la causa de Google que con la mía, iba a recibir el fruto de mi paciencia. Pero Brin y Page tenían preparado algo funesto y escabroso para Gabrielito. Mi cuenta fue deshabilitada.

A continuación transcribo el escueto y desconcertante mensaje que recibí por parte de estos sujetos:

CUENTA DE ADSENSE DE GOOGLE INHABILITADA

Hemos detectado que se han producido clicks no válidos en los anuncios
Google de sus páginas web. Por consiguiente, hemos inhabilitado su
cuenta de AdSense de Google. Por favor, comprenda que esta medida se ha tomado con el fin de proteger los intereses de los anunciantes de
AdWords, BLABLABLA, TU MAMÁ ME MIMA, ETC.

Los editores con cuentas inhabilitadas por clicks no válidos no pueden
volver a participar en el programa, ni reciben más pagos de AdSense.
Los ingresos de su cuenta serán debidamente devueltos a los anunciantes
afectados.

Atentamente,
Los mercenarios de la red

La verdad, después de haber servido como marquesina gratuita durante más de 180 días para estos mequetrefes, lo mínimo que hubiera esperado era una explicación; cuáles fueron los clicks inválidos, cuántos fueron, quién los realizó. Lo más lógico es descontar dichos clicks de mi total, y no ROBARME mis ingresos correspondientes a clicks que sí eran válidos. Así que fiel a mi estilo, les escribí un muy amable e-mail en donde afectuosamente les recordaba a la santa señora que los parió, y comparaba su modelo de negocios con el comportamiento de la mayoría de integrantes del Congreso de la República. Lo que recibí fue un aún más escueto, desconcertante y esta vez prepotente y abusivo mensaje, el cual decía más o menos lo siguiente:

Estimado Gabriel:

Gracias por su mensaje. Tras recibir su respuesta, hemos vuelto a revisar detenidamente los datos de su cuenta y hemos comprobado una vez más que se han generado clicks no válidos en los anuncios publicados en su sitio web, hecho que infringe nuestros Términos y condiciones y las políticas de nuestro programa, NALALALÁ, SOMOS OMNIPOTENTES, ETC.

Por favor, recuerde que se IGNORARÁN los mensajes posteriores o
duplicados, y que dejará de recibir notificaciones de Google. Gracias por
su comprensión.

Atentamente,
Los mercenarios de siempre.

Muy a pesar de todos los bloggers que son dados a hacer la ola y cantar “Google, Google, ra ra ra” cada vez que estos individuos sacan a la luz un nuevo intento por acaparar la Red de Redes (el que mucho abarca…), la decisión de clausurar mi cuenta me parece una forma bastante descarada de robarse mi dinero. Me resulta muy difícil de creer que devuelvan la plata correspondiente a clicks no válidos, porque eso quiere decir que también habrían de devolver el pedazo de pastel que les toca a ellos. Y con el dinero proveniente de clicks SÍ válidos, qué sucede? lo devuelven también? que les crea la más vieja de su casa.

Bajo riesgo de que mis páginas sean vetadas en su famosísimo buscador (lo cual no me quita el sueño tampoco, ya que el 95% de mi tráfico proviene de pubertos deseosos de ver las fotos del fin de semana pasado, en las que aparecen hasta las chanclas y parrandeando a más no poder), he decidido no callarme la boca y denunciar esta cochina forma de hacer dinero a costillas de muchísimas pequeñas páginas de internet. Sí, no soy el único. Buscando en internet me he encontrado con cientos y cientos de incautos que al igual que yo, caímos en las garras de estos cuates, quienes al final demuestran ser igual de mercenarios que la empresa contra la que pretenden competir. Por el bien de todos y para evitar otro intento de monopolio como los que le gustan tanto a Mr. Gates, esperemos que empresas como Yahoo y MSN (sí, MSN, qué otra) se pongan las pilas y planteen alternativas para este tipo de publicidad. A continuación les dejo enlaces hacia otros foros y blogs donde comparten conmigo un gran aprecio hacia estos mercenarios.

FORO DONDE DEMUESTRAN MUCHO AFECTO A GOOGLE ADSENSE.

WEBMASTER QUE HA QUEDADO CON CARA DE GILIPOLLAS AL VER SUSPENDIDA SU CUENTA.

OTRO FORO DONDE CARIÑOSAMENTE RECUERDAN A LAS MADRES DE SERGEY BRIN Y LARRY PAGE.

MÁS “FLORES” PARA LA GENTE DE “SAN” GOOGLE Y SUS RESPECTIVAS PROGENITORAS.

Anuncios

Continue Reading agosto 8, 2006 at 10:32 pm 4 comentarios


agosto 2006
D L M X J V S
« Jul   Sep »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
2728293031  

Blog Stats

  • 118,614 hits

Feeds