Archive for septiembre, 2007

Pepsi y su batalla de las… ¿bandas?

Que la embotelladora La Mariposa y su producto líder Pepsi Cola, están dirigiéndose a un mercado netamente popular, no queda ninguna duda. Pero la forma en que quieren lograrlo, es lo que lo pone a uno a pensar, ¿Qué chingados está pasando en Guatemala?

Hace un par de meses y sin tanta bulla como en su primera edición, se llamó a todos los grupos musicales a participar en la segunda Batalla de las Bandas de Pepsi Max. Yo, como amigo que soy de los integrantes de varias bandas nacionales, fui testigo del entusiasmo de los mismos por buscar un lugar entre los 5 finalistas del certamen, persiguiendo el máximo premio que consiste en Q100,000 en instrumentos y equipo de audio, algo muy envidiable en un país en donde el apoyo al artista nacional es poco o nulo, salvo algunas excepciones.

Con la primera Batalla de Bandas llevada a cabo por Pepsi hace aproximadamente 3 años, quedó comprobado que dicha agua gaseosa está en pañales como promotora de talento musical. De los 5 finalistas en esa ocasión, 4 se desintegraron o están totalmente desaparecidos del mapa, siendo La Racha los únicos que han sobrevivido, y no precisamente por el apoyo de dicha empresa, sino valiéndose de sus propios medios.

En Guate, los grupos musicales se diferencian en varios estilos o “tipos” de música, tratando de emular a quienes ya han tenido su cuota de éxito: están los Rock-Poperos-Viento-en-Contra, que van tras el público fresa valiéndose de música cursi y un vocalista con plantón; los Ska-Guapachosos-Malacates-y-el-Tambor, género que es lo que más ha pegado entre la mara últimamente, y los Rockers-Grungeros-Viernes-Verde, armados de rock duro y playeras de la Garra Chapina. De una u otra manera, los grandes referentes del grueso de grupos musicales guatemaltecos siempre terminan siendo Viento en Contra, el Tambor de la Tribu, Viernes Verde y Malacates Trébol Shop. Le pese a quien le pese, estos 4 grupos son el ejemplo a seguir.

Pero en esta ocasión, la mayoría de los 5 grupos finalistas no sólo no siguen ninguna de estas líneas… no siguen línea alguna, o lo hacen mal. Bandas totalmente desconocidas, sin una trayectoria, sin una propuesta definida y sin siquiera una fuerte imagen que los respalde. Bacilea y su “Lola” que es tan original como un cover chafa de Jarabe de Palo; Gangster con su cumbia, que más parecen unos clones salvadoreños y mal emplasticados de Malacates; los chavos de Postal, disfrazados de Emos y tocando un género que aún hoy no tengo ni puta idea de qué es; Sophia, que por lo poco que pude escucharles, son los que musicalmente tienen mejor oportunidad de destacar… de hecho, son los únicos que merecen ser llamados grupo musical; y Proyecto Suburbio… sin comentarios. Para mí, unos reggaetoneros no merecen ser llamados banda.

Si el objetivo de la Pepsi era apoderarse del enorme mercado rockero, ese que quedó huérfano después de que desapareciera la única radioemisora que le quedaba, les puedo asegurar que con esas banditas no lo va a lograr. Sin embargo, lo peor del caso son los chavos de “Gangster” y “Bacilea”. En el caso de los primeros, son los mismos que participaron en la Batalla de Pepsi anterior, con el pequeño detalle de que se llamaban “Gerion” y tocaban Heavy Metal. Créanme, han sido duramente criticados por su ex-público, acusándolos de traidores al movimiento metalero y no se qué más improperios, pero ese no es el problema. Ellos pueden tocar Heavy Metal, cumbia, bachata, reggaetón o marimba si quieren, la mara por billete hace lo que sea (como diría un cuate, “Por pisto hasta el pilín me han visto”); el problema es que pareciera que tienen su lugar apartadito entre los finalistas. Mientras tanto, “Bacilea” es una banda reciclada antes conocida como El Quijote, a quienes hace algún tiempo se pretendió pintar como el mejor grupo musical de Guatemala por parte de Central de Radio (sí, los mismos de La Marca 94 FM, Alfa 97.3 y los canales nacionales), operación que obviamente no tuvo ningún éxito. El único inconveniente del asunto es que casualmente, Central de Radio es uno de los patrocinadores de la Batalla. Las preguntas que surgen son varias: de entre tantas y tantas bandas que la Pepsi se jacta de que participaron en sus eliminatorias, ¿por qué en el caso de Gerion/Gangster, están participando por segunda vez, y con un nombre diferente, mientras que Bacilea/El Quijote es un grupo que estuvo varios años trabajando con uno de los patrocinadores del concurso? ¿Acaso, por alguna razón, tendrán un lugar asegurado en el mismo? ¿Es una señal de que no hay más cupo para el talento chapín en esa onda? ¿O pensaban que no nos daríamos cuenta?

Lo que sí me queda claro es una cosa: Las empresas menosprecian grandemente al movimiento rockero en este país. Les puedo asegurar que al menos yo, conozco personalmente una veintena de buenas bandas como mínimo, que le harían más huevos que ese selecto grupo de completos desconocidos. Esperemos que el concierto de Héroes del Silencio y sus entradas agotadas desde hace ya varios meses, hagan darse cuenta a estos brillantes empresarios del tamaño de dicho mercado, que al final es lo único que les interesa. Que viva el rock nacional.

UPDATE 24.09.07: Gangster, la banda reciclada de los “metaleros” de Gerion y vestidos de negro con corbatitas rojas al más puro estilo Malacates Wannabe, fueron los ganadores, sin pena ni gloria, de la Batalla de las… ¿Bandas? Al parecer les dio resultado cambiarse de género; ahora a ver cuánto les dura la cumbia.

Anuncios

septiembre 13, 2007 at 1:16 am 30 comentarios

De las elecciones

Y por fin llegó el día. Hoy no fue un domingo común y corriente; toda la mara estaba inusualmente atenta a los noticieros. Las calles, más congestionadas de lo normal. El transporte urbano, gratuito. Pero no, no era porque los transportistas hubieran amanecido de buenas… de dónde pisados. Es porque llegó el día en que los guatemaltecos debemos elegir a nuestras autoridades, de aquí hasta el 2,011.

A diferencia de otras personas, a mí me fue demasiado fácil votar en esta ocasión; ahora me tocó emitir mi sufragio a dos cuadras de mi casa, para lo cual tuve que interrumpirles su almuerzo de Pollo Campero a los miembros de la mesa receptora. Ni siquiera tuve que hacer cola, marqué mis papeletas y luego me fui a hacer el super porque ya hacían falta provisiones en mi hogar.

No había querido escribir antes al respecto de este tema, porque la verdad a mí la política me vale madre. Sin embargo, quise hacer la observación de algo que estas elecciones tuvieron en particular. En la elección de presidente y vicepresidente, entre los candidatos pude distinguir 3 grupos bien diferenciados:

En el primer grupo se encuentran los punteros: el janano Colom, que por lo que pude ver hasta hace un rato, se quedó muy lejos de ganar en primera vuelta como pretendía, y más creo que se va a quedar con las ganas por tercera vez consecutiva, y el general Mano Tiesa Pérez, que en una entrevista concedida a un programa de Guatevisión hace poco, con todo el descaro del mundo se le ocurrió decir que “la publicidad que su partido había hecho desde hace un año estaba dando resultado”. Como quien dice, “violamos la ley y nos pela la verga”, pues les recuerdo a todos mis 3 lectores diarios, que únicamente se podía hacer proselitismo desde el mes de mayo de este año.

Luego, en el segundo grupo se encuentran los candidatos con alguna posibilidad de llegar a la segunda vuelta. El gritón del Giammattei, la Menchú (que al final por lo que pude ver, recibió muchos menos votos de los esperados) y el doctor Eduardo Suger, que se convirtió en la sorpresa de la jornada al estar peleando el tercer lugar, y que dicho sea de paso es el candidato de mi preferencia. No es por nada pero el tipo es un genio, aunque como siempre no faltan los comentarios idiotas tipo “que sea un genio no lo hace apto para ser presidente”. ¿Y los demás si lo son? ¿el janano, el general, el médico y la dueña de las farmacias?

Por último, en el tercer grupo se encuentran los pobrecitos que no tienen ni la más remota posibilidad de ganar. A esta mara deberían hacerlos recibir Estadística I, II y III, pero más aún, enseñarles a usar un poquito la lógica. Entre estos ilustres personajes podemos encontrar al Rabbé, a quien no le caería nada mal un su cursito de dicción; al de la UCN, llevándoselas de no se qué putas con ese su sombrerito; al Fritz que va a ser presidente cuando Guatemala vaya al Mundial; al de la URNG que baila con mazorcas de maíz en la mano; al Cerezo Jr. que nunca fue invitado a los debates porque pues… ¿qué iba a ir a decir? y el de los dueños y patrones, que tapizó las columnas del paso a desnivel del Trébol de afiches amarillos con su carota, pero que ni aunque tapizara la Torre del Reformador tendría la más mínima oportunidad de dirigir los destinos de nuestro país. Del resto de candidatos ni siquiera me acuerdo.

Me merece especial atención la absurda campaña que se echaron los candidatos a diputados del Frente por la Democracia. Desde hace algunas semanas, se dedicaron a repartir calcomanías en bares y discotecas, con la leyenda “No a la ley seca”. Yo, como organizador de fiestas, conciertos y eventos varios, prácticamente me gano la vida con que la mara chupe, pero sin pajas me parece algo estúpido e irresponsable que estos cuates pretendieran ganar votos promoviendo que se guaree las 24 horas del día. Abolir la ley seca es una iniciativa de beneficio nulo para el país; no puedo creer que haya gente que esté dispuesta a legislar a favor de semejante pendejada. Pero por los resultados hasta el momento, apelar al voto del alcohólico como que no les dio mucho resultado que digamos.

En fin, de momento la segunda vuelta la disputarán el general Mano Tiesa y… Giammattei, Suger o Colom; las elecciones resultaron más reñidas de lo esperado. Ya nos enteraremos en la mañana cómo sigue el asunto. Yo lo que más lamento en este instante, es la reelección del alcalde privatizador. los capitalinos parecen estar contentos con la prepotente Muni que remodela el Obelisco y la zona 14 cada 2 semanas, mientras en la zona 6 desde hace 7 meses hay un agujero del tamaño de mi casa, y el tráfico en la Aguilar Batres se volvió infernal con el Transmetro. Yo no estoy en contra de que se mejore el transporte público, pero que se haga bien hecho, no planificado con el culo como hasta ahora. La peor mierda es que probablemente en estos 4 años que vienen nos traigan esos buses verdes a la Calle Martí, y también a la Roosevelt, la Petapa, el Periférico… cuando se tarden 3 horas en recorrer un trayecto que antes recorrían en 1 hora, no se vayan a estar quejando… cerotes.

septiembre 10, 2007 at 2:30 am 3 comentarios


septiembre 2007
D L M X J V S
« Feb   Dic »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
30  

Blog Stats

  • 118,614 hits

Feeds